5 tips para mejorar la velocidad de Internet.

Ahora más que nunca, podemos afirmar que pertenecemos a un mundo interconectado, trabajando, estudiando o simplemente divirtiéndonos desde casa. Gracias al maravilloso Internet, puedes acceder a un sinfín de información en un instante, pero ¿no es frustrante cuando una conexión a Internet lenta te obliga a ver el icono de carga? De seguro te preguntas: ¿Puedo mejorar la velocidad de Internet? Y la respuesta es sí, a continuación hemos seleccionado los cinco consejos que sabemos te ayudarán a acelerar tu experiencia en línea.

¿Cómo puedo mejorar la velocidad de Internet?

1. Despeja el área.

Aumentar la velocidad de internet puede ser tan fácil como despejar las obstrucciones que debilitan la intensidad de la señal en tu hogar, simplemente moviendo la ubicación de tu router inalámbrico. Al colocar tu router en una ubicación central permitirá que todas las habitaciones de tu casa tengan una mejor señal de internet. 

Lo ideal es colocar tu router en una ubicación central (como tu sala de estar). Evita las áreas con muchas ventanas o electrodomésticos de metal (especialmente la cocina).

Si no puedes colocar el router en un lugar de fácil acceso, elimina tantas obstrucciones como sea posible para mejorar tu conexión. Los objetos como postes de metal, piedras, ladrillos, vidrio o muchos pisos y paredes entre tu computadora y tu router pueden interferir con tu señal.

2. Protege tu red.

¿Sabías que puede haber personas que te roban ancho de banda y ralentizan tu Internet sin que te des cuenta? Esto sucede especialmente si no configuraste tu router inalámbrico correctamente. Si tu red no es segura, cualquier persona dentro del alcance podría estar usando tu señal de Internet. 

Para aumentar tu velocidad de Internet y evitar que otras personas usen tu Internet sin permiso debes asegurar tu conexión WiFi. Inicia sesión en la configuración de tu router, desactiva la configuración de uso compartido de la red y agrega una contraseña para proteger tu señal, o pídele a alguien de tu familia que lo haga por ti. 

La elección de una contraseña segura es especialmente importante: cuanto más larga y menos obvia, mejor. Considera incluir varios números y símbolos y cambiar periódicamente las contraseñas para mantenerte alejado de los piratas informáticos y de los usuarios no deseados.

Otros pasos incluyen ocultar el nombre de tu red, crear una red separada para uso de invitados, instalar un firewall para prevenir virus y usar una red privada virtual (o VPN) para cifrar toda tu información privada.

3. Chequea los programas de actualización automática.

Mientras trabajas, tu computadora ejecuta múltiples programas y aplicaciones en segundo plano. Las actualizaciones automáticas de estos programas podrían estar restándole velocidad a tu conexión inalámbrica.

Si tu conexión es lenta, inicia el Administrador de tareas en tu PC o el Monitor de actividad en tu Mac para examinar qué programas se están ejecutando en segundo plano e identificar qué programas hacen uso del internet. 

4. Analiza en busca virus.

Una vez que hayas revisado tu sistema en busca de programas que roban velocidad,  es hora de analizar tu sistema para eliminar el malware. Los virus pueden acaparar tu ancho de banda, enviar correos electrónicos con información infecciosa a otros, obstruyendo tu Internet en el proceso. 

Las señales de que tu equipo tiene un virus incluyen: Internet lento, mensajes emergentes aleatorios, un disco duro con exceso de trabajo y programas que se inician por sí mismos. Para eliminar el malware, apaga y enciende tu computadora, ingresa al modo seguro, elimina todos los archivos temporales y descarga un escáner de virus. En caso de duda, llama a un experto.

La eliminación de malware protege tu información privada y acelera tu velocidad, permitiendo conectarse a Internet más rápido en segundos.

5. Optimiza tu navegador web

Considera usar un navegador optimizado para Internet rápido. Los navegadores como Firefox proporcionan extensiones para detener anuncios y ventanas emergentes que causan retrasos en Internet. Chrome utiliza una memoria mínima y no requiere Flash ni JavaScript, lo que también puede acortar tu ancho de banda. Estos navegadores ahorran en el uso de Internet para que puedas trabajar más rápido, y lanzan regularmente nuevas versiones para hacer que tu Internet sea más rápido y actualizado.

Limpiar con frecuencia tu caché de navegación y las cookies es otra manera fácil de mejorar tu velocidad de Internet. Si el navegador que estás utilizando actualmente parece estar lento, considera cambiar a uno nuevo para ver si eso soluciona el problema.

Si tú vas a mil por hora no querrás esperar a que el Internet te agarre el paso. Acelera tu experiencia en línea siguiendo estos consejos o cambia a un plan de Internet de AT&T más rápido para asegurarte de obtener todo el ancho de banda que necesitas.

Comprar planes de Internet de AT&T

This site is a U.S. Consumer site. You can learn more about our site and privacy policy here.